viernes, 7 de diciembre de 2018

ARROZ MELOSO DE OTOÑO

Hola seguidores/as:

Viajar es maravilloso, a parte de poder disfrutar de lugares nuevos, paisajes, gente, cultura y naturaleza propia del lugar, puedes disfrutar de su gastronomía.

Este verano estuvimos en el Valle de Arán y descubrimos en uno de sus restaurantes, una variedad de alubia verde tierna típica de Francia, pero dada su cercanía geográfica, también la degustaban allí: los "Flageolets Verts".

Meses más tarde, unos familiares viajaron al sur de Francia y les encargamos para casa. 

Así pues, este Jueves festivo, aquí en España, decidimos crear una receta muy otoñal a ver qué tal salía y el resultado nos encantó. Así que la anotamos y aquí la tenéis, para que podáis disfrutarla. 

No importa que no tengáis "flageolets", ya que podéis hacerla con cualquier tipo de alubia propia de vuestra zona. 


Ingredientes (3-4 personas):

900 ml Caldo de verduras casero
60g Arroz integral Basmati
150g Flageolets o alubias en seco
2 Puerros pequeños
1 Cebolla
2 Zanahorias medianas
1 Ramita de apio
1 Boniato rojo mediano
1/2cdta  Curry
AOVE
Sal marina sin refinar

Elaboración:

- Pon a remojo las alubias o flageolets el día de antes y déjalos remojar unas 12 horas.
- Escurre y enjuaga bien las alubias. Pon agua en una olla y cuécelos sin sal durante hora y media o bien durante 20' en olla exprés.
- Mientras tanto, pica la cebolla, zanahoria, puerros y el apio.
- Corta el boniato en cubitos.
- En una cazuela u olla, pon un chorrito de AOVE y sofríe la cebolla, con una pizca de sal.
- Añade el curry y da unas vueltecitas para que se impregne bien el aceite.
- Cuando esté medianamente pochada, añade el resto de verduras y déjalas sofreír a fuego lento durante 10-15', removiendo para que no se queme.
- Añade el arroz, da unas vueltecitas. Déjalo sofreír 5' junto a las verduras.
- Vierte el caldo de verduras, añade otra pizca de sal sube el fuego hasta que el caldo hierva. después vuélvelo a poner a fuego medio-bajo, tapa la olla y deja cocinar durante 35'.
- Abre la olla y añade las alubias, dejando cocer unos 5' más. Rectifica de sal si es necesario.
- Apaga el fuego y deja reposar el arroz unos 10'.
- Sirve y a disfrutar.

Nota: cuanto más tiempo dejas reposar el arroz más intenso es su sabor, por eso si nos sobra, será un plato exquisito para el día siguiente. Eso sí, estará más seco, pero puedes guardar más cantidad de caldo para calentarlo de nuevo y que vuelva a estar meloso.

La cantidad de caldo puede variar según la potencia del fuego o placa. 



sábado, 1 de diciembre de 2018

SEGUIMOS APRENDIENDO

Hace unos días me llegó a casa el título del curso superior de nutrición y dietética que cursé el año pasado a través de la UOC.

Me sentí orgullosa y contenta de tenerlo entre manos, no porque me sirva para ejercer ninguna profesión relativa a la nutrición y dietética, porque en primer lugar no soy nutricionista ni puedo ejercer dicha profesión, pero me hacía muy feliz tener este papel que me recordaba mi incansable afán por aprender, por investigar, por seguir formándome en campos muy diversos y diferenciados de mi verdadera profesión.

Me siento feliz de sacar tiempo, aunque sea poquito, para seguir aprendiendo y compartiendo, de seguir escuchándome, creciendo y respetándome a mi misma.

Cuánto camino por hacer, cuánto por disfrutar y descubrir. 

Ten propósitos, disfruta, camina, ponte metas y cree en ti, porque la actitud es básica en la consecución de tu felicidad y el esfuerzo la hará posible.


martes, 27 de noviembre de 2018

PASTELES DE CALABAZA

Hoy os traigo una receta que estuve improvisando el otro día. 
Es temporada de calabaza y a mi me encanta comerla de todas las maneras: asada con canela, en cremas y purés, asada con curry, cruda en batidos, frita como patata frita, etc.

Uno de los dulces que más me gustaban antes de cuidar mi alimentación y nutrirme conscientemente, eran los pasteles de boniato, muy típicos en mi tierra. Desde hace casi tres años no he vuelto a probarlos y se me ocurrió que podría probar a hacer una versión pero con relleno de calabaza.

El resultado fue espectacular, ya que no duraron en casa ni tres días. Los llevé al cole donde trabajo y niños y niñas me pidieron la receta de lo mucho que les gustaron. para mi no hay mejor escala de medición que esa.

Aquí os dejo con la receta.

Para la masa he utilizado los mismos ingredientes y medidas que utilizo en la elaboración de las empanadillas caseras. 


Ingredientes para la masa (17 pasteles):

300g Harina trigo sarraceno + 50g para enharinar
100g Agua
100g AOVE
1/2 cda psyllium en polvo
1 cdta Sla marina sin refinar
2 Huevo ecológico

Ingredientes para el relleno:

1 Calabaza de asar pequeña
2 cdas de pasas
1-2 cdtas de canela en polvo (según el gusto)

Elaboración:

- Corta la calabaza por la mitad de forma que queden dos medias redondas. A su vez, corta cada mitad en dos, de este modo se asará antes. Asa la calabaza en el horno a 200º durante 1h 30' o hasta que esté bien blandita. Otra opción es comprar la calabaza ya asada, pero yo aprovecho el horneado para cocinar más cosas.
-  Mientras, prepara la masa. Para ello pon en un bol 50g de Agua templada con el psyllium y deja reposar 20'
- Mezcla la harina de trigo sarraceno, el psyllium, el huevo batido, 50g de agua, sal y aceite y amasa bien hasta obtener una textura que se pueda trabajar cómodamente.
- Haz una bola con la masa y déjala reposar en la nevera entre 1 y 2 horas.
- Saca la masa de la nevera y haz pequeñas bolas con ella. Amasa la masa con las manos o un rodillo, enharinando previamente la superficie donde vayas a hacerlo para facilitar el trabajo. Haz círculos de masa finos y corta con ayuda de un molde redondo. Reserva los círculos de masa en una bandeja, listos para rellenar.
- Saca la calabaza del horno y, con ayuda de una cuchara, vacía toda su carne en un bol. Aplasta con un tenedor hasta obtener una masa.
- Añade a la calabaza las pasas y la canela. Remueve bien para integrar los ingredientes.
- Coloca un poco del relleno en el medio de cada círculo de masa y cierra la masa en forma de media luna. Cuando tengas todos los pasteles rellenos, separa la clara de la yema del segundo huevo y pincela los bordes de los pasteles, presionando después con un tenedor o los dedos para que queden bien sellados.
- Hornea los pasteles en una bandeja para horno, colocándolos sobre papel de hornear, durante 20-25'.

Nota: si no vas a consumirlos enseguida, te recomiendo que los guardes en nevera y los calientes en horno antes de consumir, de lo contrario se echarán a perder enseguida, ya que no llevan ningún tipo de conservante ni azúcar añadido.


jueves, 15 de noviembre de 2018

CUIDA TUS DIENTES, CUIDA TU SALUD

Hace tiempo que vengo leyendo diferentes artículos con sus correspondientes referencias científicas acerca de la salud bucodental y cómo ésta influye en la salud  o puede ser el reflejo de ésta.
Esto es, la salud de nuestros dientes y boca puede estar dándonos pistas de aquello que necesitamos solventar a nivel interno o, puede influir directamente en ella.

Hay personas que padecen de caries, inflamación de encías, gingivitis, periodontitis, mal aliento, boca seca, llagas, papilas inflamadas, lengua blanca, encías oscuras, etc. Todo ello síntoma de una inflamación que puede ser local o general. 

A parte de las molestias que ello conlleva, de los problemas a nivel de relaciones sociales, estéticos, pérdida de piezas dentales y, por consiguiente, alteraciones en la musculatura facial que van a afectar a la estructura muscular y ósea de todo el cuerpo, las alteraciones y patologías de la boca determinan el bienestar de nuestro organismo.

En nuestra boca existen miles de bacterias, algunas beneficiosas y otras no tanto. Si las que predominan son las beneficiosas, tendremos una protección ante infecciones, podremos digerir adecuadamente los alimentos, absorber todos sus nutrientes y favorecer nuestra flora intestinal. Si por el contrario predominan las perjudiciales, tendremos digestiones peores, no aprovecharemos los nutrientes de los alimentos y daremos rienda suelta para que colonicen nuestros intestinos.

Y cómo saber si tenemos las bacterias perjudiciales acechando: pues porque nuestras encías estarán más rojas, nos sangrarán de manera espontánea o con el cepillado, tendremos mal aliento, boca seca o pastosa, papilas blancas, tendencia a aftas, caries entre otros síntomas.

Las bacterias de la boca pasan incluso al feto durante el embarazo y pueden influir en su correcto desarrollo, pasando a formar parte de la flora interna del bebé al nacer.

Sabemos que debemos acudir al dentista a realizarnos revisiones periódicas y que es imprescindible cepillarse los dientes después de cada comida, para evitar que los ácidos y bacterias perjudiciales se apoderen de nuestra salud bucal y general, pero nadie nos explica qué productos debemos utilizar o cómo influyen estos en dicho equilibrio.

Los últimos estudios científicos vierten sus resultados remarcando que las pastas dentífricas y colutorios son muy perjudiciales para la salud bucodental y que, lejos de ayudar a mantener el equilibrio, contribuyen a la inflamación de las encías, retraimiento y otras patologías.

Es el caso de pastas que contienen en sus ingredientes lauril éter sulfato de sodio -formador de espuma-; el formaldehído -conservante-; el triclosán -desinfectante-; y la clorhexidina - antibacteriano-.
Los estudios científicos han demostrado que estos productos son carcinógenos, alteran la flora, alteran el ADN y pueden producir mucha sintomatología variada en la salud buco-dental y, además, van cargados de disruptores endocrinos, conservantes, colorantes y microplásticos -que pos supuesto también van a parar al mar y consumen los peces que luego nos comemos-.

El caso es que cuando le preguntas sobre estos temas al dentista, suele callarse o decirte que no te puede ayudar. 

El flúor es otra de la sustancias utilizadas que parece ser beneficiosa en dosis muy bajas, pero cuando se utiliza en tratamientos de salud buco-dental puede tener efectos perjudiciales, según la ciencia.

Especial atención hay que dar a las pastas dentales infantiles, que suelen enmascarar su sabor con más ingredientes químicos dañinos y suelen ir enriquecidas en flúor.

Para el lavado de dientes infantil no es necesario utilizar pasta de dientes, puede ser suficiente cepillarlos con agua para eliminar los restos de comida; Eso sí, cepillándolos de manera adecuada y siguiendo la direccionalidad correcta, tanto niños como adultos, de lo contrario solo arrastraremos los restos de alimentos y bacterias de un lado a otro. 

Con todo, existen pastas dentales que pueden elaborarse de manera casera, con ingredientes muy baratos y protegiendo la salud buco-dental, como la arcilla blanca, el té verde, el árbol de té y otros muchos que se pueden encontrar si investigáis un poco.

Pero no solo es necesario cuidar los productos que ponemos sobre nuestra boca, sino también tener unos hábitos saludables de masticación: masticar el alimento hasta que sea líquido y masticar los alimentos líquidos.

En casa utilizamos cepillos de materiales respetuosos con el medio, pasta casera, raspador de lengua para eliminar el mayor número de bacterias y colutorios de té verde.

Para el mal aliento, en caso de aparecer, masticamos hojas de menta, pero si aparece de forma persistente somos conscientes de la necesidad de una visita al dentista, más allá de la anual obligatoria.

También hemos eliminado azúcares y edulcorantes, cereales y harinas refinadas, procesados, bebidas azucaradas y muchos otros productos dañinos no solo para la salud bucodental- sino para la salud general. Consumimos mucha verdura poco cocinada para tener que masticar bien la fibra y fortalecer la musculatura facial, ayudando al buen mantenimiento de los dientes y nutriendo nuestra flora intestinal.

lunes, 12 de noviembre de 2018

EL SISTEMA "NUTRISCORE"

Buenos días seguidores/as:

Ayer prácticamente todos los medios de comunicación se hacían eco de la noticia: Sanidad va a implantar un sistema de etiquetado por "semáforo" como el que se lleva utilizando en otros países de la UE hace tiempo, de modo que con un solo vistazo el consumidor pueda saber si el producto elegido es saludable o no; y todo ello con el objetivo de reducir la obesidad.

Pues bien, tal y como advierte sinazucar.org, dicho sistema solo es válido si se comparan productos de la misma categoría, es decir, cereales con cereales, salsa de tomate con salsa de tomate, yogur con yogur, etc. Si no se hace de este modo, el consumidor puede ver que, elegir una bebida zero es mucho más saludable que elegir aceite de oliva virgen extra, ya que la primera obtiene un etiquetado B y el segundo D, siendo A el producto más saludable. 

De nuevo un sistema que puede llevar a confusión al ciudadano a pie de calle y de nuevo controversias entorno al consumo de productos ricos en grasas o productos light.

Lo que es básico y primordial es que de una vez se forme a la sociedad, se forme al profesorado y se imparta asignatura de nutrición en escuelas e institutos y que, por otra parte, en lugar de lanzar programas de etiquetado, que están muy bien siempre y cuando la población tenga herramientas para interpretarlos, que no es el caso, se impliquen en prohibir o evitar campañas publicitarias multimillonarias que no hacen sino confundir al espectador y probable consumidor, especialmente los niños y niñas que son mucho más sensibles a esto. 

Es necesario tener en cuenta que este sistema de etiquetado que va a implantarse tiene en consideración aspectos como el contenido de grasa, azúcar y kcalorías. Así, de este modo, el consumidor puede elegir un producto bajo en calorías y grasa siendo este muy perjudicial para su salud y no por ello teniendo una calificación que lo refleje.

La obesidad no se combate reduciendo kcalorías y grasas, esa es una visión reduccionista del problema. La obesidad se combate llevando un estilo de vida saludable y, cuidando la flora intestinal, responsable en gran medida de estos problemas y, para ello es necesario consumir un 50%-70% de verduras y frutas al día, legumbres, cereales integrales, grasas saludables (sin ellas el organismo no puede funcionar bien y son imprescindibles), un poco de carne, pescado y huevos de calidad si se quiere, agua y ejercicio diario. HAY QUE HACER EJERCICIO A DIARIO.


viernes, 9 de noviembre de 2018

MERCADO DE VENTA DIRECTA

Hola de nuevo:

Mañana es día de mercado en Godella (Valencia). Ya sabéis que para mi es un inmenso placer poder ir, situado en ese entorno tan precioso, con el aroma a pinos, el canto de los pájaros y rodeado de gente encantadora.

Cuando descubrí este mercado, de la mano de Carlos Lacomba, fue un regalo para todos mis sentidos y supe que no podría dejar de ir mientras me fuese posible.

¿Por qué? Pues porque el trato del personal humano es impagable, nada que ver a la fría compra rápida, tan poco sensorial y rutinaria de las grandes superfícies.

En Godella cada puesto tiene su magia y toque personal. Están presentados con mimo, cariño, ofreciendo el mejor producto al comprador, directo del campo al cliente. Los aromas que allí se respiran no se encuentran en una gran superfície y, por si todo esto no fuese suficiente, las vendedoras y vendedores, agricultores y agricultoras tod@s ell@s, han estado toda la semana cuidando de los campos, respetando la naturaleza, el ritmo, la temporada, sin utilizar productos químicos, dañinos para el medio y el ser humano, con el fin de ofrecerte todo lo mejor; alimentos de calidad, sostenibles, de proximidad, al mejor precio, con el mejor sabor. Ellos y ellas saben lo que te gusta, a qué te dedicas, puedes conversar, bromear, intercambiar conocimientos, recetas y pasar un rato de lo más agradable. No encontrarás en sus tiendas productos perfectos. Sus frutas y verduras son irregulares, "feas", dirían algun@s, bellas para mi en su naturaleza plena, sus tamaños son distintos, su textura. Tienen insectos, tierra, mucha tierra y un sabor, INMEJORABLE E INCONFUNDIBLE. Sus productos no te aguantarán más de una semana, se pocharán rápidamente. Todo ello señal inequívoca de que más naturales no pueden ser.

Y todo esto me abre las puertas a un próximo post, profundo pero necesario. ¿Por qué es imprescindible que la sociedad apueste de nuevo por esta agricultura sostenible, qué hay detrás de todo ello, qué riesgos estamos corriendo y cómo nos afecta en la salud?

Mientras tanto, os dejo con estas bellas imágenes.
¿Te lo vas a perder?





NATILLA DE CHOCOLATE EXPRÉS

Hola seguidores/as:

Hoy quería compartiros esta natilla de chocolate súper rica. Su sabor me recuerda a algo que comía de pequeña y no puedo identificar qué es, pero me encanta.

Preparar esta natilla es tan sencillo como aprovechar que estamos en otoño, pelar un caqui, echarle cacao y listo. Menos de 30".

A mi antes no me gustaban los caquis, pero he ido descubriéndolos poco a poco. Me ha ayudado mucho el resset del paladar y papilas que tuve que hacer con el cambio de hábitos. Al dejar de tomar azúcares, refinados, dulces y demás, mi paladar cambió por completo y ahora disfruto de un montón de alimentos que antes me estaba perdiendo y me encanta gozar y distinguir tantos matices de sabores.

Os dejo con la receta. ¡Qué delicia!


Ingredientes:

1 Caqui maduro
1 Cdta de cacao crudo en polvo
Semillas de calabaza (o cualquier otra semilla)

Elaboración:

- Parte el caqui por la mitad y vacia su carne con una cucharilla, colocándola en un bol.
- Remueve la carne del caqui con la cucharilla hasta que quede como una pasta gelatinosa. Cuanto más maduro, más fácil será.
- Añade el cacao y remueve bien para que se integre.
- Sirve con semillas a tu gusto

Fácil, ¿eh?